• El nombre científico de la Cobia es Rachycentron canadum, también llamada esmedregal, pejepalo, bonito negro, bacalao, black kingfish, cabio, crabeater (come cangrejos), ling, sergeantfish (pez sargento), mafou, offiziersfisch, okalala pandauan, rachica, bijupirá, etc., dependiendo de la región o país. Se trata de un pez marino que pertenece al orden de los Perciformes. La Cobia se considera típicamente como una especie no costera.
  • La Cobia NO ES UN DEPREDADOR ALFA, por el contrario, se encuentra en medio de la cadena alimenticia marina, sirviendo de alimento a especies mayores tales como el Dorado (Coryphaena hippurus), muy común en nuestras costas, el Wahoo Sierra (Acanthocybium solandri), presente también en el mundo y alrededor de nuestras jaulas, y el Tiburón Mako (Isurus oxyrinchus) o tiburón de aleta corta que es muy común en el Océano Pacífico.
  • La especie Cobia necesita aguas limpias para subsistir, razón por la cual se han obtenido mejores resultados en jaulas en mar abierto que cercanas a la costa.
  • Los individuos machos de la especie Cobia maduran a la edad de dos años, y las hembras a los tres años. Siendo imposible su reproducción en individuos de menor edad que las anotadas. En lo concerniente a sus hábitos alimenticios en estado natural, la Cobia apunta al cangrejo de mar. De ahí proviene precisamente uno de sus nombres populares: crabeater (come cangrejos)
  • La Cobia es una especie migratoria y su distribución en el planeta es muy amplia, siendo prácticamente cosmopolita. En el Atlántico Occidental se la ha descrito desde Nueva Escocia (Canadá) hasta la Argentina; y en el Pacífico Oriental, desde el norte de Chile hasta Panamá septentrional. Prefiere las aguas tropicales y subtropicales; es de hábitos solitarios y rara vez se la ve formando cardúmenes, por lo que resulta poco rentable en términos de pesca comercial.
  • El Doctor Santiago Caro de Infopesca acerca de la Cobia expresa: “no es exótico en ninguna parte, ya que como se dijo anteriormente, es prácticamente cosmopolita en condiciones naturales, por su presencia en todos los mares del mundo.” (Infopesca 2006-09-25).
  • Su presencia marginal y los pocos registros oficiales en el Pacífico Oriental se pueden explicar en los siguientes puntos:

1) John C. Briggs en su artículo “Fishes of World Wide Distribution (circumtropical) afirma que muchos de los peces de hábito solitario y con una distribución geográfica muy amplia a nivel mundial por lo general han traspasado la barrera zoogeográfica del Pacífico Oriental. Muchas especies en el Pacífico Oriental incluyendo al Cobia no han sido identificadas correctamente y debido a su poco valor comercial existe un desconocimiento e interés en su registro. Por lo tanto, no existen más reportes de captura oficiales. Briggs afirma que la ausencia del Cobia y de muchas otras especies en el Pacífico Oriental son más aparentes que reales.

2)            El Dr. Daniel Benetti, de la Universidad de Miami informa que en Puerto Rico y las Bahamas, FAO y Fish Base reportan al Cobia como nativo, sin embargo no pudo encontrar a través de varios años ningún pescador que conociera o que alguna vez hubiera pescado un Cobia. Sin embargo, con la siembra de los primeros juveniles en jaulas en los referidos países, al poco tiempo se comenzó a observar adultos salvajes de Cobia alrededor de éstas.

3)            Benetti también informa que al sur de Brasil, Uruguay y Argentina, donde Cobia se considera nativo, también ningún pescador lo reconoce ni lo ha pescado, a pesar de que colegas investigadores de varios centros universitarios de los tres países han hecho innumerables esfuerzos por años en atrapar un Cobia.